El 12 de octubre realmente ¿existe?

La realidad de la vida nos ha demostrado, que a lo largo de los tiempos la historia siempre la escriben los vencedores, jamás los vencidos, y por eso los aniversarios y sus  onomásticas siempre resultan triunfalistas.

El día 12 de octubre, ha sido conocido como el día de la hispanidad, por tanto la fiesta se extiende más allá que la mera piel de toro, alcanza la vieja Iberia y el Allen de los mares.

Fiesta próxima a una contienda electoral fijada el  20 N, de manera consciente en el aniversario de la extinción del fascismo en nuestra tierra, aunque con un peligro latente y cuasi real, que de nuevo nos rija la derechona recalcitrante del azul de tan malos recuerdos.

Y que al parecer lo hará no con utopías, sino como alteraciones sustanciales de la verdad sobre la realidad económica, pues de la crisis no se saldrá mientras nos atenace Alemania y Francia, elementos dominantes y preeminentes de la Europa de los Mercaderes.

Pues pertenece a la historia aquella frase de que en nuestro imperio jamás se pone el sol, hoy por el contrario anochece y casi sin sopetón de manera temprana, pero eso es otra cuestión que adquiere especial relevancia en todos los mediados del mes de octubre, aunque ello nos traiga el recuerdo de nuestro comportamiento histórico.

Y decimos esto, porque hemos pasado un 12 de octubre en Centro América, en concreto en la república Panameña, y ¿cuál sería mi sorpresa? Ver que se recordaba el doce de octubre, como la fecha del genocidio indio, y en ese sentido se expresaba los indios cunas, clamor que sentiríamos igual en el resto de los escasos representantes de los pueblos indígenas que perviven en la zona.

Por eso, no cabe utilizar términos o vocablos como el de  hispanidad, madre patria, una sola España,  pues estás son expresiones inadecuadas y políticamente no compartida,  como refleja  el hecho que los responsables políticos del Gobierno y de las Comunidades Autónomas, entre ellos el Canario, no acudan  al acto del citado homenaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *